Qué nos orienta

Una perspectiva artística heterogénea, una postura política heteroxoda y una concepción de organización heterárquica en torno a la producción y consumo de la música.

Es decir, nos orienta la propulsión de la práctica generalizada de lo otro artístico y político, en ausencia de las jerarquías y supuestos predominantes en el campo de la música.